Conecta con nosotros

Cultura

México recupera dos piezas arqueológicas bajo custodia en Alemania

Publicado

el

CIUDAD DE MÉXICO, 12 DE MARZO.- Tras 10 años de litigio, el gobierno mexicano recuperó dos piezas provenientes de la cultura olmeca, con una antigüedad estimada en más de cuatro mil años, originarias del sitio arqueológico El Manatí, en Veracruz, y que se encontraban bajo custodia en Alemania.

Se trata de dos bustos olmecas de madera pertenecientes a la polémica colección arqueológica del costarricense Leonardo Patterson, acusado de tráfico y que, gracias a la ley alemana sobre la Protección de Bienes Culturales, que combate el comercio ilegal de bienes y facilita la devolución de aquellos comercializados ilegalmente a sus países de origen, podrán volver a suelo mexicano.

El Instituto Cultural de México en Alemania informó que las piezas olmecas estuvieron durante los últimos años bajo el resguardo de la Oficina de Investigación Criminal del estado de Baviera y recibieron el peritaje correspondiente de la Colección Estatal de Arqueología de Múnich, organismo que se encargó también de su custodia.

“La recuperación de estas piezas pertenecientes al patrimonio cultural mexicano marca la conclusión de un proceso legal de más de 10 años ante la justicia alemana, auspiciado por el gobierno mexicano y con el apoyo de autoridades germanas”, señaló el Instituto.

En tanto, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) señaló en un comunicado que las piezas recuperadas fueron extraídas en 1988 a través de una excavación clandestina en El Manatí.

La restitución oficial de los dos objetos tendrá lugar el próximo 20 de marzo en la ciudad de Múnich con la presencia de autoridades mexicanas y alemanas.

Fuente Zócalo

ENCUÉNTRANOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES📲
Facebook.com/5topoderqroo
Twitter @5toPoderqroo
O ESCRÍBENOS A 📧 CONTACTO informaqp@gmail.com

Compartir:
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cultura

“Diego y yo”, autorretrato de Frida Kahlo, se vende en 34.9 mdd en Nueva York

Publicado

el

EU.- Un autorretrato de Frida Kahlo con lágrimas en los ojos y el rostro de Diego Rivera pintado en la frente se vendió por casi 35 millones de dólares en una subasta en Nueva York, superando por más del triple el récord para la pintora mexicana y para una obra de arte latinoamericano.

Diego y yo (1949), el último autorretrato de “busto” completado por Kahlo antes de su muerte en 1954, fue adquirido por 34.9 millones de dólares por la Colección Eduardo F. Costantini, un coleccionista de renombre comprometido en apoyar el arte latinoamericano y fundador del Malba, el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires, confirmó Sotheby’s a The Associated Press poco después de la venta del martes.

La marca anterior de Kahlo en subasta era de ocho millones de dólares y se estableció en 2016 con Dos desnudos en el bosque (la tierra misma). La de una obra latinoamericana en subasta la ostentaba Los rivales de Rivera, que se vendió en 2019 por 9.8 millones.

La de una artista mujer en subasta es de 44.4 millones de dólares y alcanzó en 2014 con Jimson Weed/White Flower No. 1 de Georgia O’Keeffe.

Diego y yo apareció en el mercado por primera vez en más de 30 años. El vendedor era anónimo y la obra no se encontraba en México, dijo Sotheby’s a la AP en septiembre.

El cuadro, de apenas 30 por 22.4 centímetros (11⅝ por 8¾ pulgadas), simboliza la tempestuosa relación entre Kahlo y Rivera, quienes estuvieron casados casi 25 años en un matrimonio apasionado y turbulento por igual. La imagen del muralista lleva un tercer ojo en la frente para simbolizar el grado que éste ocupaba en la conciencia de la pintora, explicó Sotheby’s en un comunicado.

Se trata de una de dos pinturas en las que Kahlo exploró el tema del doble retrato, pero según la rematadora ésta es la más vulnerable y conmovedora.

“Aquí, su cabello suelto (generalmente con trenzas apretadas) casi parece estrangularla; tiene las mejillas enrojecidas y una mirada intensa y llorosa”, señaló Sotheby’s. “La pintura captura una inquietud y angustia interna, reflejada conmovedoramente en tres lágrimas que brotan de sus ojos evocando a Nuestra Señora de los Dolores, una imagen icónica en la historia del arte occidental”.

Antes de la subasta en Nueva York, Diego y yo se exhibió al público en octubre en Hong Kong y luego en Londres.

Fuente Sin Embargo

Compartir:
Continuar leyendo

LAS + DESTACADAS

© 2020 Todos los registros reservados. 5to Poder Periodismo ConSentido Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier uso de los contenidos sin permiso previo. CONTACTO: informaqp@gmail.com