Conecta con nosotros

Opinión

El gran reto de Mara

Publicado

el

Opinión / Visión Periférica

Por: Cliserio E. Cedillo Godínez

Lo difícil de las cosas difíciles, (The Hard Thing about Hard Things) es un libro de Ben Horowitz, un hombre que invierte en grandes empresas de mundo, pero que aplica en la selección de un gran equipo para llevar a la cima un negocio. Sin embargo, no hablamos de un gran negocio privado, pero sí en un parangón de lo difícil de tomar decisiones para llevar al éxito a una gran empresa pública, como lo es el gobierno de un estado. Sí. Hablamos de la gran dificultad a la que se enfrenta Mara Lezama Espinosa, gobernadora electa de Quintana Roo, quien tiene que empezar por integrar un súper equipo.

Ese libro está dirigido a emprendedores, para enfrentar los problemas de frente y, lo más difícil de la dificultad, de lo que implica la selección de los miembros del equipo, en el caso de Mara, de las personas adecuadas que la acompañarán a lo largo de su mandato, aunque siempre susceptibles de ser sustituidas, porque si bien se puede hacer una selección muy exhaustiva para conocer sus debilidades y fortalezas, siempre hay en lo profundo debilidades ocultas, pero no imposibles de descubrir.

Quienes integren su equipo deberán ser gente probada alejada de los grandes males de nuestro tiempo: la corrupción, la simulación y la impunidad.

Hablemos de la impunidad, porque los dos primeros dan lugar a este tercero. Es decir: cuando la persona seleccionada ha sabido ocultar durante años sus antecedentes de corrupción y presentarse como el “non plus ultra”, es decir que no hay nadie más que él, es en realidad un simulador rodeado por una aureola de servilismo con la que convence. Así llega a obtener buenos sueldos y muchos privilegios a cambio de su ignorancia asistida ¿por quién? Por la experiencia de los empleados viejos, que por años han servido de maestros a improvisados y simuladores que llegan con cada nuevo sexenio.

Sí. Es bien difícil integrar un buen equipo. No basta con solicitar y revisar currículums, aun “comprobables”, porque pudieran ser producto de la simulación nacidas del amiguismo y el compadrazgo, como suele suceder comúnmente. Hay muchos funcionarios que, siendo directores de instituciones públicas, en campaña no dejaron de cobrar sus sueldos, lo mismo que algunos que prestan sus servicios en instituciones de educación superior, sobre todo, porque se acostumbraron a los sueldos buenos y a vivir de los demás empleados. Aclaro que hay excepciones, con lo que se confirma la regla.

Seleccionar a un buen equipo, sin amiguismos, sin recomendaciones o porque ayudaron en campaña es lo difícil de las cosas difíciles. Sin embargo, hay personajes que yo recomendaría ampliamente porque han demostrado una alta eficiencia en el desempeño de sus cargos, me refiero a Santiago Nieto Castillo, acompañado de una impresionante cauda de importantísimos puestos en los sectores educativo y gubernamental. Como parte del equipo del presidente López Obrador realizó una gran labor al frente de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, al lograr recuperar miles de millones de pesos de evasores fiscales.

Santiago Nieto estuvo presente en el cierre de campaña de la gobernadora electa, Mara Lezama, en Leona Vicario y se pensó que podría ser parte de su equipo. No hay nada seguro porque también se afirma que se integrará al equipo de Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, uno de los fuertes aspirantes a su suceder a Andrés Manuel López Obrador, aunque dos años en el gobierno de Quintana Roo serviría de mucho.

Y si hablamos de recomendaciones, quien merece el reconocimiento de los quintanarroenses como excelente funcionaria es la doctora Yohanet Torres Muños, ex secretaria de Planeación y Finanzas del gobierno de estado, aunque ya es diputada local electa. La conocimos como maestra en constante actualización. Entre sus muchos méritos, bajo la batuta del gobernador Carlos Joaquín, pudo sacar adelante al gobierno del estado con una deuda de casi 22 mil millones de pesos y sin aumentarla. Con sus buenas artes y oficios en el manejo de los dineros, la pandemia de la covid-19, le “hizo lo que el aire a Juárez…”

El 8 de noviembre de 2021, Nieto renunció a la Unidad de Inteligencia Financiera, luego de su boda con la Consejera Electoral del Instituto Nacional Electoral, Carla Humprhey. La boda, ocurrida en Antigua, Guatemala, devino en un escándalo mediático por la incautación en el aeropuerto de Guatelamala de 35 mil dolares en efectivo sin declarar a Juan Francisco Ealy Ortiz, propietario de el diario El Universal e invitado a la boda28​. La boda fue criticada por el presidente Andrés Manuel López Obrador durante su conferencia matutina.

visto llegar en n n plus uktra  seleccionada tiene antecedentes de corrupción o de ser un simulador, por lo general, saben mantener en la oscuridad su historias negras, muchas veces de todos conocidas, oro no comprobables fácilmente

es corrupta o simulador Este último merece comentario ap, este último se refiere a quienes por estrategias bien dirigidas pueden hacer contner caso cuando se trata de amigos o bien recomendados que, por lo mismo, se les permite integrarse al equipo aún

 eqioppotítulo de un un libro de  , 2014), de, en el que aprenderás de primera mano las claves para crear una empresa, para enfrentar los problemas difíciles, para crear una cultura de empresa potente, y también para convertirte en un gran líder.

Compartir:
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Opinión

Ejército listo: Mara

Publicado

el

Opinión / Visión Periférica

Por: Cliserio E. Cedillo G.

Llama mucho la atención el mensaje que dirigió Mara Lezama a los coahuilenses el domingo pasado, durante la Asamblea Informativa “Unidad y Movilización para que siga la transformación”. Entre otras cosas dijo que Morena tiene los cuadros, los perfiles y el “ejército listo” para lograr la transformación”.

Es cierto que el Ejército participa activamente en el diseño, construcción y operación de las grandes obras sexenales que, definitivamente, son parte de la transformación anunciada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, pero ese mensaje de la gobernadora electa de Quintana Roo abre muchas expectativas y deja mucho a la imaginación.

Sin embargo, para no especular diremos que esa forma de hablar es mucho al estilo de López Obrador, pero trae a nuestra mente el nombre de un gran político, médico de profesión, fundador del Pentatlón Deportivo Militar Universitario, institución que se propuso formar a los jóvenes mediante la práctica del deporte y la afirmación de la conciencia cívica.

Entre otros cargos, el doctor Jiménez Cantú trabajó en el Hospital de Jesús y dio clases en instituciones de enseñanza superior. Fue secretario de organización de la Campaña Nacional de Construcción de Escuelas (1948-1951). Fungió como jefe de los Servicios Médicos de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas entre 1952 y 1957. En ese lapso se le designó consejero del Instituto Nacional de la Juventud (Injuve).

De igual forma, promovió la organización de la población rural y citadina en brigadas de trabajo voluntario, a los que se les denominó los “Ejércitos del Trabajo”, esto siendo gobernador del Estado de México entre 1976 y 1981. Fue promotor de la construcción de graneros en los pueblos al desempeñarse como secretario general de la Comisión Promotora de la Compañía Nacional de Subsistencias Populares (Conasupo), mientras que, entre 1970-1975, realizó una encomiable labor como secretario de Salubridad y Asistencia en el gabinete del presidente Luis Echeverría.


Cuando Mara Lezama habla de que se tiene listo al ejército para lograr la transformación, de inmediato vino a nuestra mente el recuerdo de “los Ejércitos del Trabajo” creados por Jorge Jiménez Cantú, como gobernador del Estado de México entre 1975 y 1981. Un programa realmente transformador que, como subdirector general del Ayuntamiento de Tlalnepantla, durante el gobierno municipal de Cuauhtémoc Sánchez Barrales, pudimos constatar.


Y es que no hubo un solo pueblo de los 121 municipios del Estado de México, en aquel tiempo, que no sufriera el cambio transformador: se instalaron redes de agua potable y drenaje; se construyeron banquetas y guarniciones; se arreglaron caminos y pintaron fachadas, se crearon parques y jardines… los pueblos se transformaron. Recuerdo que los gobiernos estatal y municipales aportaban la asesoría técnica y los materiales, mientras que hombres, mujeres y niños ponían la mano de obra.

Fue un programa súper exitoso como no lo he vuelto a ver desde entonces. Los mensajes de los alcaldes se basaban en que: “el cambio debe ser ahora. No esperen a que el gobierno haga todo, porque entonces la transformación tardará mucho o quizás nunca llegue. Hagámoslo nosotros ya. Es por nuestro bienestar y el de nuestros hijos…


Esperemos que a este ejército se refiera Mara Lezama, tiene el liderazgo para guiar la fuerza y las conciencias, lo mismo que la Cuarta Transformación como bandera… ¿Por qué no?

Compartir:
Continuar leyendo

LAS + DESTACADAS

© 2020 Todos los registros reservados. 5to Poder Periodismo ConSentido Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier uso de los contenidos sin permiso previo. CONTACTO: informaqp@gmail.com