Conecta con nosotros

Cultura

El Campeche Moderno concebido por un arquitecto excepcional, Joaquín Álvarez Ordoñez

Publicado

el

Por Jorge Alfaro

El Campeche moderno, el que pasó de las carretas que transitaban en estrechas calles con baldosas a las amplias avenidas y edificios con arquitectura de vanguardia que evocaban a la cosmopolita capital brasileña, Brasilia, no se hubiese concebido de no ser por un arquitecto excepcional Joaquín Álvarez Ordóñez, que a sus 91 años de edad recuerda lúcido los proyectos que le han valido el reconocimiento nacional e internacional.
A lo largo de más de seis décadas de su impronta labor y trabajo en la arquitectura nacional e internacional, y principalmente en Campeche, donde a finales del siglo XX había perdido dos de sus baluartes y que defendieron a los campechanos de antaño de ataque de piratas, corsarios y filibusteros, el reconocido arquitecto, fue el principal precursor de esa modernización que hoy distingue al Campeche contemporáneo, en que se entremezclan lo colonial con esa visión vanguardista, que incluso inspiró obras más reciente como el monumento al 150 aniversario de la emancipación política, “Al infinito”, de lo que hoy tenemos en el Campeche moderno; que seguirá siendo un gran legado para las próximas generaciones.
A sus 91 años de edad y galardonado por su trayectoria, sigue atisbando hacia el futuro y sosteniendo que a Campeche le vienen cosas grandes, y que espera seguir contribuyendo con su visión y labor.
Encargado de grandes obras en el país, entre las que diseñó en 1957 y 1958 el restaurante “Los Manantiales” en Xochimilco, el proyecto Parque Asturias o Club Asturiano en la sureña colonia de El Reloj, en Coyoacán; sigue siendo recordado por sus proyectos de vanguardia en nuestra Entidad, que en su momento generaron polémica, pero que ahora le valen reconocimientos.
A principios de 1960 se encargó del diseño de algunos edificios de oficinas en la Ciudad de México, como la Casa del Economista –conocida actualmente como Federación de Colegios de Economistas– en la colonia San Rafael y también en la colonia Roma, y esos fueron solo unas pequeñas muestras de lo que sería su gran herencia a las nuevas generaciones.

EL INICIO DE SU AMPLIO LEGADO EN CAMPECHE

Todo inició a principios de la administración del general José Ortiz Ávila, quien ideó reactivar el proyecto del “Plan Regulador”, que durante el mandato del gobernador, Manuel López Hernández (1949-1955), diseñara el urbanista, Domingo García Ramos, buscando evitar que los automóviles saturaran al centro, y con ello expandir las zonas aledañas mediante el uso de relleno artificial en lo que actualmente es el malecón, siendo una realidad durante el gobierno del doctor Alberto Trueba Urbina, bajo el lema “Campeche Nuevo”.
Durante el año de 1962, Álvarez Ordóñez llegó a Campeche a actualizar el Plan Regulador y entonces el Ejecutivo estatal –estaba en el poder el maestro normalista y militar Ortiz Ávila– le pidió diseñar el Palacio de los Poderes y la Cámara de Diputados, los cuales fueron edificados en un tiempo récord de sólo cuatro meses, entre septiembre de 1961 y diciembre de 1962. Al mismo tiempo, realizó otras grandes obras que modificaron la fisonomía urbana de aquel Campeche que hoy siguen presente.

TITÁNICOS TRABAJOS

Ya con el encargo del general inició con los trabajos para la edificación de los nuevos edificios de los Poderes y la Cámara de Diputados, –actualmente el Palacio de Gobierno y el Congreso del Estado– con los diseños diferentes, más futurista con lo cual Campeche se sumó a la modernidad arquitectónica nacional, en comparación con otros palacios gubernamentales que tenían un estilo neocolonial.
Entre otros trabajos que realizó en Campeche, se encuentra el diseño de La Plaza de la República, donde los ciudadanos se reúnen a dar el grito de independencia, acompañando al Gobernador que realiza la arenga independentistas desde el balcón del segundo piso del edificio que cuenta con el soporte para la campana. Fue algo que sigue generando admiración por sus dimensiones y las figuras patrias con estilos de vanguardia.
Igual el parque “Moch Cohuó” que fungió en aquella época como un espacio de disfrute social entre los campechanos, y que ahora fue desaparecido en lo que corresponde a su diseño original —en el 2019 fue reinaugurado con las nuevas remodelaciones que le hicieron perder el estilo de vanguardia que lo caracterizaba—, pero aún conserva el nombre. En su estructura original contaba con Jardines y lienzos de agua, también con unos elementos laterales decorados con mosaicos por el pintor y muralista, José Chávez Morado, al igual que parte de la fachada del palacio del Ejecutivo Estatal que cuenta con un mural, y que son considerados auténticos tesoros.
Tras culminar con aquellas obras dentro del centro, entre 1963 y 1964 se encargó de edificar otros espacios públicos, pero fuera de la muralla, siendo el Centro Cívico “Héctor Pérez Martínez” –conocido como la Concha Acústica– en el barrio de San Román y el nuevo mercado municipal “Pedro Sainz de Baranda”, los que les distinguen hasta ahora.
En la Concha Acústica, se decantó por un espacio más amplio al aire libre, pues se sabe que existió en la década de los treinta un pequeño foro abierto en San Román, con formas neomayas.
En el proyecto original del mercado principal “Pedro Sainz de Baranda”, que ha tenido diversos cambios ante el incremento abrumador de comerciantes, el arquitecto Álvarez Ordóñez edificó el principal centro de abastos de la ciudad con sus cubiertas en zigzag, que permitían una mejor ventilación. Igual se colocaron paraguas de concreto armado para el establecimiento de los ambulantes, –el área conocida como la sombrilla– así como una cubierta ligera para un área de juegos infantiles, aunque la mayor parte del diseño ha cedido a un burdo intento de modernización que quedó a medias y sólo acabo con el versátil diseño original.

MONUMENTOS Y FUENTES

En la misma época del mandato del general Ortiz Ávila, se erigieron monumentos y fuentes que actualmente son representativos de la Entidad, creación de este excelso personaje.
Las principales fuentes modernas del Campeche nuevo las visualizó al futuro y por lo que se les denominó del Progreso, la de la Nacionalización de la Electricidad, la de los Pescadores y la del paseo de los Héroes, que presentaban abstracciones geométricas, y en la que participaron artistas campechanos, como fue el escultor Armando Gil M. Algunas de estas obras han sido demolidas y realizadas réplicas, esto ante la expansión de vialidad en Campeche, como fueron los casos del monumento Al Progreso y la denominada fuente de la electrificación, que incluso fueron reubicadas a otros sitios.
Los cinco monumentos principales que caracterizan a la capital y honran la historia de Campeche y nacional son los erigidos al primer gobernador de la Entidad Pablo García y Montilla —hoy colocado en el periférico que lleva su mismo nombre— que se encontraba en la avenida Gobernadores, de su diseño; a Adolfo López Mateos, Héctor Pérez Martínez, A Resurgimiento y el de la Plaza de la República, que se encuentra frente al Palacio de Gobierno, y que pese a las modificaciones, es conservado.

LLEGAN MÁS OBRAS; EDUCACIÓN Y SALUD
Concluido el palacio de los Poderes, la Cámara de Diputados, las fuentes, y monumentos, el reconocido arquitecto, Joaquín Álvarez Ordóñez, junto a Lorenzo Madero, iniciaron en 1965 con el proyecto de edificación de la sede principal para la Educación en Campeche, siendo el edificio de la rectoría de lo que hoy es la Universidad Autónoma de Campeche —antes conocido como la Universidad del Sudeste, fundada el 20 de noviembre de 1965, para cambiar en 1989—, remarcando con sus ideas futuristas una gran obra que predomina en lo que hoy es el campus universitario. En los alrededores de la ciudad universitaria se han construido otros espacios y la obra original se ha mantenido casi igual, pese a otras por ampliación.
En materia de salud, fue responsable de edificar el Hospital y Centro Recreativo y Deportivo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), lo que actualmente es el Hospital General de Zona (HGZ) No. 1, ubicado en la frente a la Puerta de Tierra y el monumento a Adolfo López Mateos, en el Circuito Baluartes. Cuya sede hospitalaria ha sufrido diversas intervenciones de actualización para mejorar el sistema de salud.

GALARDONADO
A lo largo de su amplia trayectoria al desarrollo de México y su importante trabajo a nivel nacional e internacional, el arquitecto Álvarez Ordóñez fue galardonado en noviembre de 2019 con el Premio Nacional de Arquitectura 2018, otorgado por la Asociación de Ingenieros y Arquitectos de México, fundada en 1868, recibiéndolo de manos del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.
Son varios los reconocimientos, siendo el último de ellos el otorgado en este año por parte de la Máxima Casa de Estudios —la Universidad Autónoma de Campeche — el doctor honoris causa por su innegable labor en el urbanismo mexicano y la arquitectura, principalmente por el desarrollo del Campeche Moderno que incluye a la universidad.
En la gala en que se le entregó, se entremezclaron recuerdos del antaño y su visión hacia al futuro que le externara a la gobernadora de Campeche, Layda Sansores, quien presidió la entrega de tan distinguido reconocimiento al arquitecto que hizo posible un Campeche nuevo que aún perdura e incentiva a seguir luchando por concretar un mejor Estado con oportunidad de igualdad para todos.

Compartir:
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

Nieta de Frida Kahlo denuncia mal manejo del nombre de la artista

Publicado

el

Por

CDMX.- “Estas personas que crean la marca y después la venden, lo que hicieron fue quitarle a México el nombre Frida Kahlo, no sólo a la familia, también a nuestro país al vendérselo a un extranjero; me parece terrible”, señaló Cristina Kahlo, sobrina nieta de la pintora

En 2004, Isolda Pinedo Kahlo, Mara Cristina Teresa Romeo y Mara de Anda Romeo vendieron los derechos de imagen y nombre de Frida Kahlo al empresario venezolano Carlos Dorado, quien creó Frida Kahlo Corporation, empresa que tiene los derechos vitalicios.

Sin embargo, Las Maras, como se les conoce, también se dedicaron a vender por su parte los derechos de nombre e imagen de la pintora, lo que ocasionó problemas legales con la empresa de Dorado.

Para la reconocida fotógrafa, las autoridades mexicanas se tardaron en proteger el nombre e imagen de la artista.

“Son muchas instancias las que tienen que intervenir. Frida Kahlo es una artista de patrimonio nacional como María Izquierdo; yo creo que dejaron pasar el tiempo, hay un desajuste brutal y es una confusión total”.
Cristina Kahlo opinó que la marca Frida Kahlo fue creada ilegalmente desde el principio, y todo lo que ha pasado alrededor no beneficia a la figura e importancia de la pintora mexicana.

“Frida Kahlo es reconocida como artista, a ellas lo que les interesa es la mercadotecnia de productos, nada más. Para mi, tiene mucho más valor un producto que hace un artesano con la imagen de Frida, como puedes verlo en el mercado de Coyoacán, porque la admiran”.
Cristina señaló que Las Maras primero crearon la marca de Frida Kahlo y después la vendieron; “ha sido una carrera de confusión y de demandas con una artista mexicana y patrimonio nacional. Lo que han hecho, lejos de cuidar su imagen, como argumentaban en un principio, es ponerla en los productos más horrendos que no tiene nada que ver con Frida. Si ella los viera le daría un coraje espantoso, eso es no entender quién era, ni entender nuestra mexicanidad, ni el sentido de lo que ella promulgaba a través de su obra. Hay que entenderla como un artista, no como un producto comercial”.


Con brillo propio
Cristina Kahlo aseguró: “Yo soy fotógrafa de profesión, mi hermano Guillermo también y mi hermana Mariana es restauradora, tenemos mucho que aportar al mundo”.

“La gente que se cuelga de Frida Kahlo es porque no tiene nada que aportar al mundo, están buscando vivir de eso. A nosotros, la gente nos conoce, sabe que somos familiares de Frida Kahlo y que estamos en la cultura; mi profesión me produce gran satisfacción, eventualmente hago curadurías de exposiciones para México y para otros países, es un trabajo profesional, ético y no estamos en esos escándalos; no tengo contacto con ellas”.
Finalmente, la fotógrafa adelantó que prepara una exposición en el Museo Casa Estudio Diego Rivera y Frida Kahlo.

“Es una muestra lindísima con fotografías de Frida Kahlo en el hospital American British Cowdray, donde la atendieron en los años 50; también tenemos expedientes médicos. La idea es tratar a Frida desde una parte muy humana, no nada más esa parte colorida, sino realmente entrar a la entraña. Se inaugurará en julio. Eso es mucho más interesante que todo el merequetengue del nombre, la marca, las demandas y todo eso”.

La historia
El problema más reciente sobre este tema es con Alfonso Durán, quien presentó una demanda por alrededor de 3.5 millones de dólares contra la sociedad Familia Kahlo S.A. de C.V., encabezada por Mara Cristina Teresa Romeo Pinedo y Mara de Anda Romeo “debido a los actos de engaño que realizaron a su persona en relación a la posesión de los derechos de marca, registro, imagen y nombre de la artista, así́ como a la falta de pago de sus comisiones como representante y promotor.

“Las Maras” han creado una serie de documentos que confunden su posición para lucrar con la imagen de la pintora y engañar al pueblo mexicano y múltiples compañía, haciéndoles creer que son las encargadas del otorgamiento de los derechos, cuando en la realidad no cuentan con ningún respaldo legal que lo demuestre”, se señala en un comunicado

Desde 2005, Frida Kahlo Corporation ha otorgado múltiples licencias a marcas como Converse, Bohemia, Scribe, tequila, perfumes, etcétera.

Por su parte, el Banco de México es fiduciario en el Fideicomiso Museos Diego Rivera y Frida Kahlo, en su calidad de titular de los derechos patrimoniales de las obra.

Fuente: Milenio

Compartir:
Continuar leyendo

Cultura

Presentan quintanarroenses proyectos literarios

Publicado

el

Por

Cancún.- Ángela Montalbán, Samuel Castellanos y Sharon Violet Robles presentaron sus obras literarias como parte del proyecto Casa Shanty Nilaya.

Un universo diferente, de Ángela Montalbán y Un beso frente al mar, de Samuel Castellanos, fueron los dos libros que se presentaron.

«Mi triste historia», de Sharon Violet Robles, también formó parte de la presentación, todos ellos apoyados por las psicólogas Claudia López y Michelle Hernández.

Los autores son jóvenes quintanarroense en donde plasman sus experiencias y reflexiones, en un ambiente íntimo.

Compartir:
Continuar leyendo

LAS + DESTACADAS

CONTACTO: contacto.5topoder@gmail.com
Tu opinión nos interesa. Envíanos tus comentarios o sugerencias a: multimediaquintopoder@gmail.com
© 2020 Todos los registros reservados. 5to Poder Periodismo ConSentido Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier uso de los contenidos sin permiso previo.