Conecta con nosotros

Nacional

Detienen a tercero en mando de Cártel de Tláhuac

Publicado

el

CIUDAD DE MÉXICO, 8 DE JUNIO.- Elementos de la Procuraduría General de la República (PGR) en la Ciudad de México detuvieron en la delegación Tláhuac a Marco Antonio Tirado Torres, de 52 años de edad, considerado el tercero al mando de la organización que encabezaba Felipe de Jesús Pérez Luna (a) “El Ojos”, de la organización delictiva denominada Cártel de Tláhuac.

Al cumplimentar una orden de cateo obsequiada por un Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio en la Ciudad de México, con sede en el Reclusorio Norte, se arrestó dentro de un domicilio de la delegación Tláhuac a Tirado Torres junto con Erika Hernández García, de 44 años de edad, y Estefani Lizbeth Tirado Pérez, de 25 años. En el lugar también se aseguraron droga y cartuchos útiles.

 

 

El operativo realizado con agentes del Ministerio Público de la Federación, con apoyo de elementos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) adscritos a la Delegación en la CDMX, y peritos en materia de criminalística de campo y fotografía química, se lograron asegurar dos paquetes confeccionados con material sintético transparente y cinta adhesiva color café, los cuales contenían marihuana con un peso aproximado de 16 kilogramos.

 

 

 

También se encontraron: una bolsa de material sintético con un envoltorio, el cual contenía heroína con un peso aproximado de 100 gramos; una caja de cartón color blanco, rojo y amarillo con 42 cartuchos; y una caja de cartón color rosa con 15 cartuchos.

 

 

Los detenidos y los objetos asegurados quedaron a disposición de la representación social de la federación adscrita a la Unidad de Investigación y Litigación con Detenido con sede en Camarones. Se inició la carpeta de investigación por la probable comisión de delitos contra la salud.

Fuente Excélsior

Compartir:
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nacional

Busca iniciativa morenista dar certeza jurídica a trabajadores del arte

Publicado

el

Por

CDMX.-La reforma a la Ley Federal del Trabajo (LFT) que reconoce y garantiza los derechos laborales de los trabajadores del arte y la cultura, entre ellos actores y músicos, está lista para votarse en la sesión de mañana en el Senado.

En el dictamen elaborado por la Comisión del Trabajo, que encabeza el senador de Morena Napoleón Gómez Urrutia, se establece que se trata de un gremio que enfrenta condiciones de precariedad, porque en su mayoría no cuentan con estabilidad en el empleo ni seguridad social, ya que más de 50 por ciento laboran de forma independiente.

Se destaca que la comunidad artística del país se encuentra en medio de una “inédita situación de vulnerabilidad”, debido a la reducción de recursos a las instituciones culturales del país, lo que “lo que ocasiona un impacto negativo y preocupante en el sector, de por sí gravemente afectado por la suspensión de actividades durante el periodo de confinamiento por el covid-19.

Se hace notar que las personas que laboran en el ámbito artístico y cultural carecen del marco de protección y progresividad de los derechos humanos establecidos en el artículo 123 constitucional, por lo que es necesaria esa reforma a la LFT, encaminada a proporcionarles “seguridad jurídica acorde a la realidad y a la naturaleza especifica de su trabajo, así como a la importancia e impacto de sus actividades dentro de la sociedad”.

Se menciona un estudio de la plataforma México Creativo, según el cual 54.3 por ciento de los artistas trabajan de manera independiente, mientras 21 por ciento laboran para alguna organización, agrupación o empresa y 24 por ciento restante lo hace en ambas modalidades.

De ese universo, 47.4 por ciento no cuenta con afiliación al seguridad social ni dispone de servicio médico y 53.8 por ciento recibe percepciones inferiores a 6 mil peSOS al mes.

La reforma a diversos artículos de la LFT reconoce como “personas trabajadoras de la cultura y el arte a los actores, músicos, gestores culturales, curadores de arte, escritores, pintores, escultores, cineastas, fotógrafos, intérpretes de danza, artesanos y demás personas que tengan una profesión u oficio relacionado con la creación artística”.

En el artículo 305 se establecen las relaciones de trabajo por obra artística, literaria o actividad artesanal, se implementa la obligatoriedad del contrato por escrito y las especificaciones del mismo.

En el articulo 306 se establece que el salario podrá estipularse por unidad de tiempo, obra artística literaria.

Asimismo, en el artículo 306 bis se indican las prestaciones que deberán comprenderse en el régimen obligatorio del seguro social y en el 307 se precisa que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos deberá fijar ese ingreso para trabajadoras de la cultura y el arte.

Fuente: La Jornada

Compartir:
Continuar leyendo

Nacional

Marea Rosa inunda el país en favor de la democracia

Publicado

el

Por

CDMX.- Miles de personas se han dado cita en el Zócalo de Ciudad de México y en las principales ciudades del país para participar en la Marcha por la Democracia. La llamada marea rosa ha salido este domingo a exigir votaciones limpias y respeto a las instituciones democráticas a dos semanas de que empiecen las campañas y a menos de cuatro meses de las elecciones presidenciales del próximo 2 de junio. La manifestación estuvo marcada por las consignas ciudadanas, pero también fue un grito amplificado por miles de voces que se oponen a Andrés Manuel López Obrador. “Queremos que nuestros votos cuenten y vivir en una verdadera democracia”, afirma Natalia Carrillo, de 28 años. “Esto no es contra del presidente, pero es verdad que la línea entre oponerse al Gobierno y defender nuestros derechos se está haciendo cada vez más difusa”, agrega.

Los organizadores insistieron en que se trató de una movilización apartidista, pese a que contó con la presencia de varios políticos, dirigentes y organizaciones ligados a la oposición. Entre otros, se dieron cita el líder panista, Marko Cortés y el perredista, Jesús Zambrano. Xóchitl Gálvez, la candidata opositora a la presidencia, no acudió por la veda electoral y para evitar “malinterpretaciones”. “Esta es una marcha por la defensa de la democracia, de sus instituciones”, dijo en un video. Su rival, la oficialista Claudia Sheinbaum, realizó en paralelo un acto para hacer oficial su registro como candidata. Los organizadores de la marcha hablan de 700.000 participantes, mientras otras fuentes aseguran que la convocatoria fue más modesta. Todo se enmarca en una mañana de domingo atravesada por la efervescencia política que vive el país.

Esa frontera borrosa entre el carácter ciudadano de la protesta y sus implicaciones e interpretaciones políticas estuvo presente durante toda la manifestación. La marea rosa fue una confluencia de personas que se oponen a los ataques contra el Instituto Nacional Electoral (INE), de quienes defienden la independencia del Poder Judicial y reclaman la intención de desaparecer los órganos autónomos, pero también trajo ríos de manifestantes que acusan al presidente de orquestar un giro autoritario, de incidir en la contienda electoral y de alimentar la polarización. Por cada “¡México, México!”, hubo un “Fuera López”, por cada “El INE no se toca” hubo gritos contra “el narcopresidente”, por cada bandera nacional que se llevaba a cuestas había un letrero contra “la dictadura de Morena”.


“El Gobierno quiere mostrar una imagen de que todo está bien y de que todo mundo está de acuerdo con lo que están haciendo, nosotros venimos a mostrar nuestra inconformidad”, señala Javier Arias, de 42 años. El manifestante se queja de que el presidente “se ha metido de forma descarada en la elección”, pero defiende el carácter ciudadano de la protesta al argumentar que “no se está haciendo proselitismo a favor o en contra de nadie”. “Es una manifestación opositora, pero apartidista”, comenta. “Esta es la última oportunidad que tenemos de salir a defender nuestro voto, sin importar por quién vaya a votar cada uno”, coincide Samadhi Reynoso, de 43 años, sobre la decisión de protestar antes de que arranquen las campañas el próximo 1 de marzo.

En un templete colocado frente al Palacio Nacional, la sede del Ejecutivo federal, uno de los organizadores explicó que, mientras en otras ediciones de la marcha se había cuidado en evitar mencionar el nombre de López Obrador y de otros políticos, en esta ocasión era importante dejar ver que “el presidente es parte del problema” y que “tiene que entender que no es el candidato”. Las autoridades colocaron una valla metálica desde hace un par de días en los alrededores del Palacio y en algunas de las calles aledañas al Zócalo. “Están convocando a una manifestación para defender la corrupción, aunque digan que les importa la democracia”, dijo el mandatario en su conferencia de prensa del viernes y que da cuenta del ambiente que precedió a la protesta. “No hay novedad”, ha añadido hoy el mandatario. En el centro de la plaza tampoco ha ondeado la bandera de México, un hecho notado y criticado por varios de los asistentes.

“Esto no va en contra de López Obrador, protestamos contra sus acciones y su plan de gobierno”, afirma Diego Camacho, de 35 años. Ese fue uno de los argumentos más frecuentes entre quienes acudieron. “La defensa de la democracia se ha convertido en una lucha opositora, sobre todo cuando estamos ante una dictadura en construcción”, dice, en cambio, Gerardo Villadelangel, un manifestante de 50 años, que carga un letrero con el presidente portando una corona y en el que se lee “No a la restauración autoritaria”.

Pasadas las 11.30 de la mañana, Lorenzo Córdova, expresidente del INE y único orador del acto, reiteró que no se trataba de una convocatoria para “apoyar ni criticar ninguna campaña” ni a “ningún gobierno en sí”, aunque acusó que el país “está frente a un proyecto de regresión autoritaria” e hizo varias alusiones al talante “autoritario” del presidente. Durante el discurso se escucharon gritos como “Fuera AMLO” y contra “el narcopresidente”. “La democracia no nos cayó de lo alto, es el resultado de muchas luchas de los ciudadanos”, agregó Córdova.

“No soy opositora a un político, soy opositora al gobierno de un solo hombre, soy opositora de que se intente coartar la libertad de expresión, de que nos dividan como país”, afirma Virginia Anchustegui, de 67 años, que se define como una “desencantada” de este Gobierno. “Yo salí a defender esto en los tiempos de Echeverría y los priistas, y lo seguiré haciendo”, agrega. Miguel Ángel Medina, que también admite ser un desencantado, acusa que López Obrador usurpó los discursos de izquierda y se alió con grupos más conservadores. “Nos estamos jugando el presente y el futuro de nuestra democracia”, agrega.

Metros más atrás, uno de los manifestantes se queja de que se impulsa una “Constitución comunista”, otro lanza arengas para defender la independencia del Poder Judicial y uno más protesta contra la desaparición del INE y del INAI (Instituto Nacional de Transparencia). Los argumentos razonados y las posiciones recalcitrantes conviven mientras algunos buscan refugio del sol, que cae a plomo. “Esto es la democracia: poder manifestar tus ideas sin censura y esto es lo que estamos defendiendo”, comenta Medina, de 45 años.

La postal parece ser también un botón de muestra del reto de la oposición frente a los próximos comicios: más allá de visibilizar el hartazgo, movilizarlo, tratar de encontrar un hilo conductor y dar visos de un proyecto político propio. La capital, donde ha gobernado la izquierda durante casi tres décadas, se perfila como uno de los principales terrenos en disputa en la elección: es uno de los bastiones del lopezobradorismo, pero también el epicentro del descontento con el oficialismo.

Tras el discurso de Córdova, la marea rosa entona el himno nacional y desaloja el Zócalo pasadas las doce del mediodía. Elia Chema y su familia hacen una parada para desayunar en un café e iniciar una larga sobremesa política. “Creo que la sociedad está demostrando que quiere manifestarse sin filtros políticos y partidistas, y que rechaza el autoritarismo”, dice Chema. La mujer de 54 años reconoce que uno de los retos de quienes salen a manifestarse por la democracia es llegar a más sectores de la población, tener una convocatoria más diversa y ajena a las divisiones políticas.

Pero la tarea parece prácticamente imposible en esta coyuntura. La conversación se instala en la defensa de los pesos y contrapesos, en la división de poderes, y en las críticas al poder presidencial. Pero poco después la elección lo cubre todo: los candidatos, las propuestas y las discusiones interminables sobre el futuro de país solo se interrumpen cuando el mesero llega con los chilaquiles y los huevos rancheros. La manifestación se ha terminado y, en cuestión de días, la carrera por la presidencia entra en su recta decisiva.

Fuente: El País

Fuente

Compartir:
Continuar leyendo

LAS + DESTACADAS

CONTACTO: contacto.5topoder@gmail.com
Tu opinión nos interesa. Envíanos tus comentarios o sugerencias a: multimediaquintopoder@gmail.com
© 2020 Todos los registros reservados. 5to Poder Periodismo ConSentido Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier uso de los contenidos sin permiso previo.