Conecta con nosotros

Ciencia y Tecnología

Quintana Roo, pionero en el manejo y monitoreo de tortugas marinas en México

Publicado

el

CANCÚN, 20 DE ENERO.- De las siete especies de tortugas marinas que existen en el mundo, cuatro de ellas —la tortuga verde (Chelonia mydas), caguama (Caretta caretta), carey (Eretmochelys imbricata) y laúd (Dermochelys coriacea)— visitan cada año el litoral costero de Quintana Roo, conformando la zona de anidación de tortugas marinas de mayor concentración en México. A nivel nacional, el estudio de la densidad poblacional de estas especies es sustentado con el trabajo directo que se realiza en las playas de anidación en sitios denominados campamentos tortugueros, en donde gracias al manejo, registro y monitoreo de los individuos y sus nidadas se suministra información clave para su estudio, conocimiento y conservación.

Tortuga blanca (Chelonia mydas) Foto. Naturalista

Desde 1982, a través del entonces Centro de Investigaciones de Quintana Roo (Ciqroo), ahora El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), se realizaron esfuerzos para la investigación y el conocimiento de las poblaciones de tortugas marinas que arriban a las costas de Quintana Roo. Dada la magnitud de la importancia del número de tortugas que anidan en el estado, desde sus inicios, el objetivo de los estudios de investigación se ha enfocado en la protección de las playas de anidación como un recurso indispensable para el mantenimiento de las especies, así como la biodiversidad asociada a ellas.

Actualmente, los principales registros y estudio de las poblaciones de tortugas marinas que anidan en Quintana Roo son coordinados por el trabajo de investigación y monitoreo que realiza la asociación civil Flora, Fauna y Cultura de México, A.C. a través del Programa de Conservación de Tortugas Marinas Riviera Maya-Tulum, en coordinación con el Comité Estatal para la Protección, Investigación, Conservación y Manejo de Tortugas Marinas y en alianza con instancias gubernamentales y centros de investigación nacionales e internacionales.

Instalacion-de-marca-de-telemetria-satelital.-Foto-Flora-Fauna-y-Cultura-de-Mexico.jpg

Instalación de marca de telemetria satelital. Foto Flora Fauna y Cultura de México

 

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, Leonel Gómez Nieto, jefe del programa y especialista de monitoreo en campo, y Miriam del Rosario Tzeek Tuz, coordinadora de información, capacitación e investigación, compartieron algunas de las líneas estratégicas del programa que les ha permitido contar con la base de datos de monitoreo de anidación y eclosión de tortugas marinas mejor consolidada en México.

“El programa de conservación ha instalado campamentos tortugueros en las 13 playas de mayor densidad de anidación de México, cubriendo un total de 35.4 kilómetros de litoral costero de Quintana Roo. La característica más relevante de estos sitios de anidación es la alta concentración de nidos por metro cuadrado, llegando a encontrar un máximo de cuatro a seis nidos en tan solo un metro cuadrado de playa”, informó Miriam Tzeek. 

“Con el registro sistematizado de datos históricos, actualmente podemos determinar que gracias a las técnicas de manejo aplicadas en hembras, el registro de datos de cada individuo, el manejo de las nidadas y la protección de las playas de anidación, es posible considerar que desde 2005 existe un incremento poblacional en las tortugas marinas que arriban a Quintana Roo”, apuntó Gómez Nieto.

Manejo en campamentos tortugueros

El trabajo realizado en los campamentos tortugueros favorece la toma de datos de cada individuo, así como el manejo y rescate de nidadas, lo que permite llevar un registro puntual del comportamiento de las hembras, sus patrones reproductivos y características morfológicas. Toda esta información es necesaria para validar la importancia de las zonas de anidación y asegurar la protección del litoral costero ante el desarrollo urbano y turístico.

Durante la temporada de anidación en Quintana Roo —de mayo a noviembre—, cada playa es monitoreada de noche por personal capacitado en el manejo de tortugas y nidadas, instalación de marcas y registro de datos para cada especie. Según Gómez Nieto, la reciente temporada de anidación 2017 requirió esfuerzos adicionales de patrullaje diurno y nocturno debido a la cantidad de hembras que salieron a desovar. “Para contar con datos válidos sobre el registro de hembras, es necesaria la observación y toma de datos de 85 a 100 por ciento de individuos en cada playa”, agregó. 

“Para cada hembra, se realiza la toma de datos morfométricos que permiten la identificación de cada individuo. Además, se lleva un registro puntual del número de veces que suben a la playa, a desovar o no, así como las playas visitadas. Estos datos permiten construir un panorama claro de los movimientos de las hembras durante la temporada de anidación en Quintana Roo, así como los patrones de filopatría de cada especie” indicó Miriam Tzeek.

Además del registro y monitoreo de hembras adultas, en los campamentos tortugueros también se realiza el manejo de los nidos y conteo de los huevos por nido, tanto viables como inviables. De acuerdo con los especialistas del programa, dependiendo del lugar y playa de anidación, se evalúa cada nido para determinar si es posible dejarlo in situ —condición ideal— o bien, se transportan los huevos a un nuevo nido en un corral de protección.

“En promedio y dependiendo de la especie de tortuga, cada hembra puede depositar entre 100 y 140 huevos en un nido y el tiempo transcurrido para la eclosión oscila entre los 45 y 70 días. Los datos históricos de Quintana Roo reportan que cada tortuga pone en promedio 2.5 nidos en una temporada, aunque se han registrado hembras hasta con siete nidos en una sola temporada, dependiendo de la especie y la playa de anidación”, reveló Miriam Tzeek Tuz.

Hembra-de-tortuga-blanca-(Chelonia-mydas)-depositando-huevos.-Foto-Flora-Fauna-y-Cultura-de-Mexico-AC.jpgHembra de tortuga blanca (Chelonia mydas) depositando huevos. Foto Flora Fauna y Cultura de México AC.De acuerdo con los datos históricos del Programa de Conservación de Tortugas Marinas Riviera Maya-Tulum, desde 1996 se han protegido más de 150 mil nidos de tortugas marinas en las 13 playas de anidación y se han liberado cerca de 11 millones de crías de tortugas marinas, siendo la tortuga blanca la de mayor densidad con más de 115 mil nidos registrados y cerca de ocho millones 500 mil crías liberadas.

Pioneros en marcaje

Para la identificación y seguimiento de individuos, se realiza el marcaje con una placa metálica en la aleta delantera izquierda que lleva una nomenclatura específica para cada país y sitio de anidación. Esto ofrece información para el estudio de las dinámicas poblacionales de cada especie. “Se han encontrado tortugas en nuestras playas que fueron marcadas como juveniles en las aguas de Florida o tortugas marcadas en Quintana Roo que llegan hasta las costas de Nicaragua”, apuntó Leonel Gómez.

Una de las técnicas de marcaje de tortuga blanca y caguama de mayor éxito, implementada en 1990 por los investigadores del Ciqroo y continuada por el actual Programa de Conservación, es la técnica de autoinjerto, también llamada trasplante de tejido o marca viviente. Consiste en intercambiar el trasplante de una pequeña porción de tejido del caparazón con el plastrón de la misma tortuga. Según la ubicación del trasplante, los escudos del plastrón indican la playa de anidación, y los escudos del caparazón indican el año de nacimiento. Actualmente, se está a la espera de los resultados de los primeros registros de regreso de las tortugas marcadas con esta técnica.

Alianzas estratégicas

EL trabajo realizado en los campamentos tortugueros permite el acceso a centros de investigación para el manejo de animales en campo. Tal ha sido el caso del trabajo desarrollado para la instalación de marcas de telemetría satelital que facilite el rastreo de las hembras una vez que abandonan las playas de anidación. Dichas colaboraciones interinstitucionales se han realizado con la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés), el Centro Archie Carr para la investigación de tortugas marinas de la Universidad de Florida (ACCSTR), el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav IPN), unidad Mérida, y Pronatura

Fuente Conacyt

Compartir:
1 Comment

1 Comment

  1. Rifke

    21 enero, 2018 at 9:29 AM

    Alguien no se entero de playa delfines

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ciencia y Tecnología

Coral contra el cáncer

Publicado

el

Hallan en corales blandos un compuesto prometedor contra el cáncer por lo cuál este descubrimiento se constituye como una luz de esperanza en el tratamiento del mal

EU.- Un equipo estadounidense de científicos ha descubierto que un tipo de coral blando común en la costa de Florida fabrica un componente químico al que se atribuyen propiedades contra el cáncer, han informado en un comunicado.

“Estos compuestos son más difíciles de encontrar, pero son más fáciles de fabricar en el laboratorio y más fáciles de tomar como medicina”

 Eric Schmidt / investigador

Su estudio, publicado en la revista “Nature Chemical Biology“, es un paso adelante para llegar un día a producir ese compuesto, la eleucerobina, en el laboratorio, señalan.

El componente fue descubierto inicialmente en los años 90 del siglo pasado por un grupo de científicos marinos que lo halló en un raro coral en la costa de Australia. Unos experimentos preliminares indicaron que la eleucerobina, utilizada por el coral como defensa ante depredadores, inhibía el crecimiento de células cancerígenas.

SABÍAS QUE

El componente fue descubierto inicialmente en la década de 1990 en un raro coral en la costa de Australia.

Tras identificar su existencia en esos corales blandos, los investigadores dirigidos por Eric Schmidt pudieron determinar el código genético que usan para sintetizarlo.

Los investigadores afirman que la eleucerobina presenta ventajas frente a otros compuestos hallados en animales para su uso en medicina. Una de ellas es que, a diferencia de las sustancias químicas venenosas que inyectan algunas especies, el químico de los corales está hecho para ser ingerido y por tanto es más digerible.

Fuente Agencia

Compartir:
Continuar leyendo

LAS + DESTACADAS

© 2020 Todos los registros reservados. 5to Poder Periodismo ConSentido Queda prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier uso de los contenidos sin permiso previo. CONTACTO: informaqp@gmail.com